La multinacional siderúrgica aprecia los primeros síntomas de la recuperación, aunque pide prudencia porque «costará superar» la crisis

Lakshmi Mittal, el presidente de la multinacional siderúrgica AcerlorMittal, aseguró ayer que la compañía ya ha apreciado en el último trimestre, de julio a septiembre, «los primeros síntomas de la recuperación económica», aunque matizó que «aún hay que ser prudentes» porque «costará algún tiempo superar las consecuencias de la crisis». Pero esos primeros síntomas han animado a la firma a rescatar algunos de los proyectos de inversión que guardaba en el cajón. Entre ellos figura una inversión de 3,5 millones de euros en la Acería Compacta de Bizkaia para que esta instalación pueda utilizar ‘prerreducidos’ como materia prima en sustitución de la chatarra. En las dependencias asturianas también se invertirán 11 millones.
El director general de la compañía, Gonzalo Urquijo, aseguró que los cambios que se van a ejecutar en las instalaciones de la ACB permitirán mejorar el valor añadido e, incluso, la calidad de las bobinas de chapa que fabrica esta factoría. El ‘prerreducido’ -DRI, en la terminología siderúrgica- es mineral de hierro que ha sido sometido a un proceso de calentamiento y su uso permite obtener aceros de mayor calidad que los que han sido elaborados a partir de chatarra. Arcelor suministrará esta materia prima a la factoría vizcaína desde la fábrica de ‘prerreducidos’ que tiene en Trinidad y Tobago.
Signo positivo
La multinacional ha conseguido mejorar todas sus magnitudes en el tercer trimestre del año. Ha sido el primer período en el que ha conseguido beneficios desde que comenzó la crisis a principios de 2008: ha incrementado un 7% sus ventas de acero hasta alcanzar los 18,2 millones de toneladas; ha conseguido una rebaja de costes cifrada en 2.200 millones y una reducción sensible de su endeudamiento. Incluso, ha aprovechado también los primeros compases de recuperación de los mercados financieros para lanzar una emisión de deuda de 1.000 millones de dólares. A pesar de ello, el resultado acumulado del grupo en los nueve primeros meses del año aún es negativo y registra unas pérdidas de 697 millones de euros, que Arcelor espera enderezar en la recta final del ejercicio.
El tirón de la demanda en los países emergentes, como es el caso de India y Brasil, así como los leves síntomas de recuperación en los occidentales, han permitido a la empresa incrementar de forma notable su actividad. A finales de año, anticipó el presidente de la multinacional, «esperamos estar a un 70% de nuestra capacidad de producción».
Los expedientes rotatorios de suspensión de empleo que ArcelorMittal aplica en las plantas de España finalizarán su periodo de vigencia a finales de este año, aunque Gonzalo Urquijo ya anticipó ayer que «quizá sea necesario prorrogarlos durante otros seis meses más». En el mercado nacional, la empresa se resiente de una forma especial por el parón que ha experimentado el sector de la construcción, al que va destinado una parte sustancial de su producción.

RibaFarre


Nosotros

Estamos especializados en el tratamiento de productos de consumo fuera de uso, así como en la gestión integral de residuos industriales y en la recuperación de chatarras en general. Cubrir con garantías las necesidades de suministro de nuestros clientes y prestar servicios de gestión de residuos a empresas con la máxima eficiencia en cualquier punto geográfico de la Península Ibérica.

Latino América

España

Abrir chat