La COVID-19 ha demostrado que la industria del reciclaje es esencial para la sociedad y la economía

Cinzia Vezzosi, la máxima responsable de la patronal europea del reciclaje, accede amablemente a contestar a muchas de las preguntas que seguramente rondan ahora mismo por la cabeza de miles de empresarios del sector.

¿De qué forma ha afectado y afecta actualmente la crisis sanitaria de la COVID-19 a la industria europea del reciclaje?, ¿se podría hacer actualmente una estimación económica global?

La industria del reciclaje se ha visto muy afectada por la crisis de la pandemia COVID-19. Aunque nuestras empresas fueron reconocidas como esenciales en toda Europa, el cierre de las actividades provocó una interrupción de nuestra cadena de suministro por un lado y de las ventas por el otro. De hecho, nuestra industria quedó atrapada, es decir, mientras asumía un alto precio, en términos de costes fijos, y veía como caían los precios de las materias primas secundarias.

En cuanto a la segunda pregunta, es difícil hacer estimaciones definitivas, ya que la crisis no ha terminado, pero durante el primer cierre, la demanda cayó a niveles que alcanzaron o superaron el 50% para varios flujos de residuos totalmente dependientes de industrias que tuvieron que cesar su actividad, como la automoción, la construcción, etc.

 

¿Cuáles cree que serán las principales consecuencias de esta segunda ola de la pandemia causada por el coronavirus para los gestores de residuos?

La primera ola demostró que la industria del reciclaje, además de ser intrínsecamente eficiente en cuanto a recursos y clima, es esencial para la sociedad y la economía. Por eso, en toda Europa, los gobiernos incluyeron la gestión de residuos y el reciclaje entre las actividades esenciales obligadas a operar. Los recicladores son intrínsecamente resistentes y, desde el punto de vista operacional, gestionar un segundo cierre no es lo más difícil. Lo que es difícil hoy en día es la eterna incertidumbre de cuándo volverá a la normalidad la economía, ya que las condiciones del mercado siguen siendo un reto para muchas empresas y los problemas de flujo de caja se están agudizando.

 

¿Afectará a todos los gestores de residuos europeos por igual o habrá notables diferencias entre los de unos países y otros?

Es evidente que Italia o España fueron los países más afectados al principio de la pandemia, pero la segunda ola está afectando a países, por ejemplo, en Europa del Este, que se salvaron en cierta medida de la primera ola. En general, toda Europa se enfrenta a la crisis económica más desafiante jamás vista en décadas.

 

¿El impacto económico de la pandemia se verá reflejado más en algunos flujos de residuos que en otros?

La caída en picado de los precios del petróleo ha provocado que los plásticos vírgenes sean extremadamente baratos, lo que perjudica enormemente a los recicladores europeos de plásticos. La única excepción es el PET reciclado para aplicaciones de calidad alimenticia, sujeto a objetivos de contenido de reciclado bajo la Directiva de plásticos de un solo uso (SUP), cuya demanda y niveles de precios soportaron la tormenta. Respecto a esto, la pandemia de COVID demostró que, en una situación de crisis, la economía lineal sigue teniendo una ventaja competitiva y evidenció que los objetivos vinculantes de contenido de reciclado son esenciales para nivelar el campo de juego con las materias vírgenes y recompensar los beneficios ambientales del reciclado.

 

¿Qué papel considera que deben jugar los gestores de residuos en ese Plan de recuperación como parte de la estrategia industrial de la Comisión?

Aunque no fue fácil llegar a un acuerdo sobre el Plan de Recuperación de Europa, su alcance no tiene precedentes en la historia europea. Los objetivos del Pacto Verde Europeo son el eje del Plan de Recuperación, que incluye un instrumento de recuperación temporal que permite a la Comisión recaudar fondos por valor de 750.000 millones de euros en el mercado de capitales. Ahora esperamos que la Unión Europea garantice que los Estados miembros utilicen esos fondos para apoyar las cadenas de valor circulares que utilizan las materias primas secundarias para producir metales, papel y plásticos, por citar algunos flujos. La financiación verde tiene que desempeñar un papel fundamental para garantizar, en el largo plazo, que las inversiones públicas y la financiación privada apoyen de manera eficaz proyectos acordes con los objetivos del Pacto Verde Europeo. EuRIC, en su calidad de miembro de Platform on Sustainable Finance, contribuye activamente a la implementación de ese marco de financiación sostenible.

 

En España, uno de los problemas más graves y recurrentes para el sector de la recuperación son los elevados costes derivados del aumento de las cargas administrativas conforme se adoptan nuevas normativas en materia de residuos. Ahora que el Gobierno ultima diversas transposiciones normativas de las directivas europeas a su ordenamiento jurídico en materia de residuos, la industria española del reciclaje se teme lo peor. ¿Es común esta problemática en otros Estados miembro y cuáles son las principales soluciones que propone EuRIC al respectos?

Lamentablemente, España dista mucho de estar sola en este tema, el exceso de regulación sigue siendo un obstáculo en muchos Estados miembro. Por ello, EuRIC exige un marco normativo mucho más sencillo, en concreto, simplificando los procedimientos relativos a los traslados de residuos; estableciendo criterios más realistas de fin de la condición de residuo para todos los flujos que aclaren a partir de qué momento las materias primas secundarias dejan de ser residuos, y mediante una interfaz mucho más clara entre la legislación de residuos y sustancias químicas que apoyen la economía circular.

 

Se han iniciado los trabajos para modificar el Reglamento europeo 1013/2006 sobre el traslado de residuos. ¿Qué medidas se están tomando en relación con esta modificación?

EuRIC está finalizando un documento de posición que insta a simplificar los trámites burocráticos de los traslados cuyo destino es la valorización, ya que el Reglamento actual no se adapta en absoluto a los objetivos establecidos por el nuevo Plan de Acción de Economía Circular. Que los traslados transfronterizos de residuos sean más rápidos y sencillos es fundamental para alcanzar una economía circular, pero para lograrlo se necesitan cambios de gran alcance. Es uno de los objetivos que la revisión del Reglamento 1013/2006 debe cumplir. Con respecto a las posibles restricciones a las exportaciones fuera de Europa, hemos dejado claro que el comercio libre y justo de materias primas secundarias es esencial para equilibrar la oferta y la demanda y preservar una industria de reciclaje competitiva en Europa.

 

¿Qué otras principales iniciativas y movimientos normativos se están desarrollando a nivel europeo que van a afectar muy directamente a los gestores y cuáles son los trabajos que está realizando EuRIC?

EuRIC fijó sus prioridades en un documento estratégico publicado en el otoño de 2019, cuando la nueva Comisión Europea liderada por Ursula von der Leyen tomaba posesión de su cargo. Estas prioridades siguen siendo más que relevantes ya que nos dirigimos (esperemos) hacia el final de la pandemia COVID-19. Incluyendo, entre otros:

  • Recompensar los beneficios ambientales del reciclaje, para atraer la demanda de materiales reciclados en los nuevos productos, mediante instrumentos de mercado y fiscales, la contratación pública verde y los objetivos de contenido de material reciclado para  flujos específicos;
  • Crear un mercado de materias primas secundarias que funcione correctamente, con procedimientos más sencillos y rápidos para el envío de residuos, criterios armonizados fin de la condición de residuo y un estatus correcto para las materias primas secundarias;
  • Hacer que el diseño para la circularidad (ecodiseño para el reciclado) sea la regla y no la excepción, mediante requisitos para mejorar la reciclabilidad de los productos y el contenido reciclado.

 

¿Cómo cree que EuRIC puede apoyar a la industria de reciclaje española?

EuRIC trabaja en estrecha colaboración con FER y REPACAR, tanto en los desarrollos normativos europeos que conforma cada Estado miembro, incluyendo las normas españolas aplicables al reciclaje, como en la implementación de estas normas a nivel nacional. Trabajar juntos día a día nos permite apoyarnos mutuamente de forma continua, ya sea para impulsar los requisitos tan necesarios sobre el fin de la condición de residuos o el contenido reciclado como para evitar procedimientos administrativos innecesarios.

 

Por último, ¿Cómo calificaría el trabajo desarrollado por FER en defensa de la industria española del reciclaje?

En una palabra, excelente. Si eres un profesional del reciclaje en España y aún no es miembro de FER, no lo pienses dos veces, ¡únete! del equipo de FER y su directiva son grandes profesionales, están muy bien relacionados y trabajan estrechamente con EuRIC. Dando un paso atrás, con el reciclaje en el centro de las políticas que se están desarrollando a nivel europeo y español, el papel de las Asociaciones es, hoy más que nunca, vital para representar los intereses de los recicladores.

Fuente: recuperacion.org

actualidad, COVID, importancia, reciclaje


Nosotros

Estamos especializados en el tratamiento de productos de consumo fuera de uso, así como en la gestión integral de residuos industriales y en la recuperación de chatarras en general. Cubrir con garantías las necesidades de suministro de nuestros clientes y prestar servicios de gestión de residuos a empresas con la máxima eficiencia en cualquier punto geográfico de la Península Ibérica.

Latino América

España

Abrir chat